jueves, 21 de febrero de 2008

tarántula 3

Zona de derrumbes

Abril Castro


Uno se pierde en los recuerdos
prefiere callar cuando es agosto y llueve
se esconde
se agazapa en la primera persona del plural
d i v i d i d o
se engaña
estira su sombra para alcanzar alguna otra

un movimiento

cualquier contacto se vuelve tibio
y uno se arrastra para besar la nube que se aleja
uno llora uno se arranca
del vientre y de los senos

este agosto animal en fuga


Esto es lo que hay
el plexo
un dolor en la boca del estómago
que rompe por lo más delgado
un apuro por llegar
hastío
tu nombre
manchas en los zapatos

p

o

l

v

o


Aprendiste a ovillar tu cuerpo para recibirla
tus caricias de animal manso fueron a su cuerpo
como uno va al mar

desprotegido



Cierras los ojos
sientes la palma de su mano sobre ellos
dudas del abrigo tibio de su cuerpo
-tan real-
¿Es por piedad que se cierra los ojos a los muertos?



Te desplomas y cambias de ruta
inventas o evitas caminos

las palabras accidente casualidad encuentro fortuito

señalan en rojo esquinas y paralelos

la ciudad se convierte en otra bajo los pies
ella / tú
zona de derrumbes
tan grande
tan hueca
tan perdida
maneje con precaución



Como quien se sabe perseguido
abres los ojos con urgencia
llamas sed al espesor de la saliva
niño destetado
preguntas nuevamente
cómo era esto antes de ser esto
y las respuestas se te caen de la mandíbula

a un pozo donde la piedra nunca fondo



fingir que todo va bien
la sonrisa te alcanza todavía
la vida se mide contigo de otra manera
aunque le des la vuelta

y sí

la pérdida tiene cierta belleza

pero a ti no
nada nunca



Intentas hablar de la ausencia al polvo que se guarda en las heridas

hablar del tiempo del color de la derrota

tomas un trago de cerveza
el líquido baja

suave

inunda
la palabra desleal

y la ciudad se desdibuja distante
se vuelve un plano vacío y desdoblado

desplomado/

Hay árboles que cuando mueren caen
no puedes levantarte/ nudo ciego
no eres más que un objeto abandonado en una casa que también

Algo de nosotros se queda en los objetos y en los días

2 comentarios:

josefa dijo...

Hoy me siento atraida en el sentimiento que estas palabras expresan.
me hace bien, me gustan el tiempo y el espacio que habitan, la tomo prestadas, se funcionan en mi por la magia que ellas tienen a pesar de mi, y de ti.
gracias.
Josefa

ángel dijo...

Caída libre y pluvial, no fluvial, la de este poema líquyido en el que me empapo con gusto. Gracias por tu espacio.


Saludos...